MEDIDAS SANITARIAS

MASCARILLAS SANITARIAS

Evita la transmisión de agentes infecciosos procedentes de la persona que la lleva puesta y en ningún caso exime de seguir aplicando el resto de medidas preventivas.



No sustituye a la mascarilla auto filtrante, cuya función es la de proteger de la inhalación de partículas peligrosas a la persona que la lleva puesta y cuyo uso, si aplica, está contemplado en la evaluación de riesgos del puesto de trabajo.

Uso obligatorio cuando se vea comprometida la distancia social de 2 metros.

Lavarse siempre las manos antes de colocar o retirar la mascarilla. Si se llevan guantes, antes habrá que quitarlos para poder manipular la mascarilla.

Previo a su colocación, se debe realizar una inspección visual de la mascarilla para asegurar que no tiene agujeros o raspaduras (la mascarilla se sujeta por las gomas y se revisa a contraluz).

Al poner o quitar la mascarilla se toca únicamente por las gomas de agarre o cintas, nunca por la parte frontal.

La mascarilla ha de cubrir nariz, boca y barbilla.

Evite tocar la mascarilla mientras se lleva puesta.

Si necesita retirar la mascarilla, no se debe colocar en la frente o en la barbilla .















Durante la jornada de trabajo, la mascarilla solo se puede utilizar varias veces si se retira de acuerdo con las instrucciones. Se almacenara temporalmente o se cuelga en lugar y de manera que pueda ofrecer el menor contacto posible. Se vuelve a colocar de acuerdo con las instrucciones reflejadas en este documento.

Desechar la mascarilla cuando esté húmeda. Se debe introducir en una bolsa cerrada y depositada en un recipiente específico para este tipo de material.

La mascarilla no es de uso obligatorio siempre que se pueda respetar la distancia mínima interpersonal de seguridad en el puesto habitual de trabajo, cambios de tuno, zonas comunes etc.